A coffee with CreateTrade
A blog for our supply chain readers

blog post with image

Cadena de suministro, una activo en riesgo

Muchas empresas consideran a su cadena de suministro como un activo estratégico, pero el surgimiento del COVID-19 a nivel mundial dejó en evidencia la fragilidad del sistema. ¿Cómo serán las cadenas de suministro una vez superada la pandemia? ¿A qué cambios estructurales deberán adaptarse las empresas?.

Ese producto que vemos exhibido en la tienda de nuestro barrio posiblemente haya sido fabricado por partes en diferentes países asiáticos, ensamblado en oriente, almacenado en occidente y distribuido por todo el globo terráqueo. La pregunta es, si una vez superada la pandemia, las cadenas de suministro seguirán siendo tan complejas

La manera en la que se coordinen todos los procesos involucrados en satisfacer las necesidades de aprovisionamiento puede ser el éxito o fracaso de una empresa. Hay compañías que consideran a la cadena de suministro un activo estratégico dentro de su negocio y es justamente esa visión la que les permite obtener ganancias mayores.

La globalización habilita a las empresas a decidir en qué país desarrollar cada parte de su proceso productivo, logístico y comercial. En una economía mundial tan competitiva, esa ambición por reducir los costos es la principal motivación para que las empresas busquen fuera de sus fronteras lo que no les satisface dentro.

Sin embargo, la pandemia desatada por el COVID-19 trajo consigo una particularidad. A diferencia de cualquier otra a la que se haya enfrentado el planeta, la actual crisis comenzó siendo de oferta. El surgimiento del virus se dio en la primera economía exportadora del mundo, obligando a las fábricas a detener sus producciones, a limitar sus inventarios y a los trabajadores a quedarse en sus casas. Así fue como la fábrica del mundo se detuvo, rompiendo los eslabones de cualquiera cadena que comenzara o dependiera de aquel país.

El coronavirus dejó en evidencia la fragilidad de algo que parecía ser tan sólido como complejo. Sin embargo, hace algún tiempo atrás, las compañías ya habían comenzado a preguntarse cómo ajustarían sus cadenas de suministros, primero porque los salarios en China venían en aumento y luego a causa de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y el gigante asiático.

Ahora el desafío para las compañías es descifrar qué hacer para que esa ruptura en su cadena de aprovisionamiento no los deje fuera de mercado y que aquel valioso activo estratégico no se les vuelva en contra. Una vez finalizada la crisis, surgirán cambios estructurales a los cuales las empresas estarán obligadas a adaptarse. Se espera que las cadenas de producción sean más cortas, y posiblemente menos globalizadas. Se tenderá a reducir los riesgos en los modelos de compra de mercaderías, lo que posiblemente se traduzca en una menor rentabilidad, e incluso se buscará incorporar nuevas clausulas en los contratos, nunca antes consideradas.

El comercio, ya sea entre empresas o directo al consumidor final, se enfrentará a un cliente mucho más adverso al riesgo, más consciente y prudente, más exigente y transparente. Por lo tanto, las cadenas de suministro deberán estar a la altura para abastecer y cumplir con esa demanda modificada. Seguramente sea necesario una gran inversión en tecnología e innovación que permita reducir los riesgos del proceso, dando el soporte indicado al cliente y reduciendo los tiempos de entrega.

Desde el lado del comprador, tanto empresas como consumidores finales, deberán estar preparados a tomar decisiones complejas y ser lo suficientemente pacientes, ya que los ajustes en las cadenas de suministro podrán verse en el largo plazo. Fundamentalmente deberán decidir si quieren seguir formando parte de una cadena globalizada o si empezarán a cerrar sus fronteras, conectando eslabones locales.

Modificar y ajustar el proceso de aprovisionamiento es una decisión estratégica tan importante como la cadena en sí misma. Si, hasta el día de hoy, la toma de esa decisión era una tarea postergada, es momento de ponerla sobre la mesa y tomar cartas en el asunto.

Hasta pronto!



Por Julieta Colella para Create Trade

Photo creada por freepik - www.freepik.com

1100 Lee Wagener Blvd,
Fort Lauderdale, FL United States.